¿Cómo bañar un gato correctamente?

Los gatos son muy limpios, aunque requieren cuidados regulares para mantenerlos felices y sanos.

gato, gatos, cuidados para gatos, bañar el gato,

Para gatos de pelo corto, el cepillado recomendado es 1 vez a la semana como mínimo; para los gatos de pelo largo el cepillado ha de ser diario.

Hay que tratarlos con cariño, tranquilidad y sin miedo.

Para el cepillado diario, un cepillo de cerdas naturales es lo ideal para aportar brillo en todo su pelo después de pasar el peine, pero si vamos justos de tiempo podemos optar por un cepillo de cerdas naturales combinado con nylon. El nylon nos ayudará a desenredar y las cerdas naturales aportarán brillo en el pelo de nuestra mascota.

Para el desenredado utilizaremos el peine metálico (NUNCA debemos utilizar cortanudos ni cortar los nudos con tijera) y para eliminar el pelo muerto recurriremos a un cepillo de púas metálicas.

gatos, cuidados para gatos, baño del gato, peluqueria gato, LA PREPARACIÓN:
Antes de empezar con el baño:

Limar o cortar uñas.

Tener a mano todos los productos y el material que vamos a necesitar:

Buscar una superficie con espacio suficiente para el secado y dejarlo despejado con una toalla.
Un recipiente tipo cubeta o bañera de bebé donde realizaremos el baño del gato y se vea él más protegido.
Peine metálico.
Cepillo de púas metálicas.
Cepillo de cerdas naturales o mezcla con nylon.
Champú especial para gatos.
Suavizante o acondicionador.
Juguete que se pueda mojar.
Una golosina para premiar a nuestra mascota cuando finalice todo el proceso.

EL MOMENTO DEL BAÑO
Durante la época invernal el ambiente ha de ser cálido. El agua tibia ayudará a que el animal esté a gusto.

Durante todo el proceso de baño y secado te recomiendo le hables con voz suave acompañado de caricias.

cuidados para gatos, gatos, baño del gato, limpiar gatos, peluqueria felinaPondremos el agua antes de empezar el baño para que nuestro gato oiga el ruido y no se asuste cuando lo mojemos. Agárralo suavemente con una mano debajo del cuerpo procurando que se mantenga sobre sus patitas y aplicaremos el agua con una manguera o grifo de ducha lo más cerca posible del gato para darle más confianza y no salpicar más de la cuenta.

Hay que mojarlo bien, teniendo mucho cuidado de no mojar directamente oídos, ojos y nariz.

Aplica el champú con un masaje suave, empezando por el cuello hasta el rabo, dejando la cabeza para el final. Repite champú las veces que sean necesarias hasta que el gato esté limpio. Presta especial atención a las patitas y culete, que suelen ser las zonas más propensas a acumular suciedad.

Aclara bien con ayuda de la mano en dirección del pelo y asegúrate que no queden restos de champú. Aplica el suavizante o acondicionador, con el mismo tipo de uso que el champú, es decir, masajeando y en esta ocasión dejando actuar un minuto el acondicionador; a continuación, aclara con abundante agua.

Una vez bien aclarado, envuélvelo con la toalla preparada para quitar el exceso de agua, siempre con movimientos suaves y masajeantes.

Cuando ya no gotea, desenreda si tiene pelo largo y pasa al secador con ayuda del cepillo. Lo ideal es que pudiera estar sentado encima de tu regazo para darle confianza.

Buscar un espacio que no haya corriente de aire para el secado.

El secador debe ser silencioso y funcionar con una temperatura tibia, no caliente.

Antes de utilizar el secador, ponlo en marcha a baja velocidad para que el gato entienda qué es ese ruido y puedas proceder al secado con más tranquilidad.

Para el secado empezar con las capas de abajo e ir subiendo, ayúdate del peine o cepillo tipo carda para ello. Si el pelo es muy corto, levanta las capas con las manos.

Cuando estemos con el secador activado ponerlo enfocando siempre lejos de la cara. Incluso poner una toalla alrededor de las orejas de nuestro gato en forma de diadema para que no le moleste esta acción.

Si el baño es realmente imposible puedes recurrir a champús en spray sin necesidad de agua ni aclarados. Aplicar a unos 30 cm con cuidado de ojos, nariz y boca y al cepillar.

Para finalizar, le daremos su golosina de recompensa para que asocie la golosina con su baño y vuelva a querer bañarse.

También hay que decirle lo bueno que ha sido, acariciándolo y dándole mimos. Puede que las primeras veces esté un poco más sensible; las muestras de afecto le darán confianza y bienestar.

Recuerda:

Tómate tu tiempo.
Desenreda el pelo antes del baño.
Báñalo en espacio adecuado.
Dejar correr el agua antes del baño.
El agua del baño ha de ser tibia.
Lava la cara por separado con agua y una toalla.
Usa un champú específico para gatos.
Activa el secador antes del uso.
El secador debe expulsar aire tibio, no caliente.
Cepilla mientras secas el pelo.
En todo momento acaríciale y transmítele tranquilidad.
Al finalizar dale una golosina de recompensa.

Resumen de productos:

Champú específico para gatos
Acondicionador
Cepillo cerdas naturales
Desenredar a la vez que cepillar con Cepillo cerdas naturales y nylon
Cepillo púas metálicas
Peine
Toalla
Secador de mano o portátil
Cepillo tipo carda

Te recomiendo leer también:

Cómo realizar un buen secado

Kit de viaje para perros y gatos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: